ratas

11:14 / Comments (5) / by retinorama

Creo que le intimido. Le intimido porque está loco. Y porque creo que cree que estoy igual de loca que él. Le miro y toda esa impostura de faisán se desarma como si nos bañase un soplo de viento, dejándole igual que un pollo desplumado y dice cosas que no tienen sentido. Le parezco peligrosa, eso dijo. Debo parecérselo porque al igual que habla de mi a mis espaldas, de maribel con pilar, de pilar con ana, de ana con angela, de angela con alex, y de pepito con todo el que quiera escucharlo, de todos ellos, conmigo, no ha hablado nunca. Nunca ha criticado a nadie en mi presencia, ni me ha sondeado sobre mi opinión sobre alguien en ningún momento. Me extraña. Me pregunto por qué. Asi que vuelvo a probarlo. Vuelvo a mirarle como si se tratara de una especie única y extraña, de la misma forma que miraria a un raro insecto dentro de un tubo de cristal transparente. Efectivamente, está loco, y lo que es peor. Se cree sus propias mentiras. Creo que le intimido. Sabe que no le creo. Porque está loco. Porque a pesar de su aparatosa impostura, es una rata. Y los ratas nos reconocemos. Asi que le olfateo, le observo y concluyo satisfecha que tengo bigotes, y rabo, y pelo, y los dientes cinco veces más afilados que él. Soy, en definitiva, mucho mejor rata.

No hay otra razón para pensar que quiere perderme de vista mucho más rápido de lo que quiero perderle de vista yo a él.

5 parpadeos:

Africa @ 26 de noviembre de 2008, 15:33

Pues sabes qué? visto así yo creo que también. Es curioso...

Anónimo @ 7 de diciembre de 2008, 17:26

me has recordado a mis serpientes...

retinorama @ 9 de diciembre de 2008, 1:14

siii...

Anailogica @ 9 de diciembre de 2008, 19:37

Aunque aparentes ser rata estoy segura que por dentro eres un tímido gorrión, lo que pasa es que a veces tenemos que ponernos la piel del lobo para que no nos coman a nosotros. Me ha gustado tu relato, da en que pensar...

Un besote guapetona.

retinorama @ 10 de diciembre de 2008, 9:24

tienes razón... es que este tipo de personajes me pueden: los que creen que porque no te importa enseñar tus debilidades pueden crecerse con ellas, sobretodo porque son mucho mas debiles que tú y te toman por tonta... se les ve venir desde lejos y basta enseñarles un par de veces los dientes para alejarlos. No me molestan, pero me fastidian. Menos mal que ya acabó.

Otro besote para ti!